Inicio
Introducir texto 
 
 
 
Sector
Actividad
Localidad
 
 
Introduzca su email
 
 
Martes 21 de Julio 2009
La asignatura de Educación Física,es una potentísima herramienta que ayuda a corregir hábitos y genera comportamientos muy positivos a la hora de enfrentarse a muchos de los actuales problemas de la infancia en los países desarrollados.
Fuente: Antonia Portillo. Maestra de Educación Física.

La importancia de la Educación Física

 

En las dos últimas décadas los padres de los países desarrollados hemos sido testigos una serie de fenómenos en los menores de edad que hasta entonces no habían llegado a la categoría de “preocupantes”: La obesidad infantil, la violencia en las aulas, el estrés y la depresión en edad infantil, los embarazos no deseados y el fracaso escolar han pasado al primer plano de las preocupaciones tanto de los progenitores como de los gobiernos de los estados, y es que la incidencia de estos problemas se ha incrementado hasta unos niveles alarmantes.

 

Se han hecho múltiples estudios y se ha llegado a una serie de conclusiones en cuanto a alimentación, tiempo que pasan los padres con sus hijos, educación en valores, la cultura del esfuerzo, sistemas educativos, etc. Se han publicado posibles soluciones desde el punto de vista familiar, psicológico, alimentario, educacional e incluso médico, y todas ellas han aportado su granito de arena a la solución. Pero ha habido una serie de investigaciones que dan un punto de vista que se ha dejado un poco de lado y cuyas conclusiones son reveladoras.

 

Vayamos diez años atrás.

 

Del 3 al 5 de Noviembre de 1999 se celebró en Berlín la Cumbre Mundial sobre Educación Física. A ella asistieron 250 delegados expertos en este tema con sus estudios bajo el brazo y se llegó a las siguientes conclusiones:

 

1.  La educación física es la base -junto con una alimentación equilibrada- para evitar la aparición de la obesidad infantil y por tanto, en un futuro, bajar los índices de obesidad de la población adulta, ya que el 80% de los niños obesos serán obesos de adultos. Los estudios realizados demostraban a las claras que en los niños que practicaban deporte regularmente el índice de obesidad bajaba de forma drástica.

 

2.  Hace que los niños se interesen por su cuerpo y su salud, lo que llevará a que desarrollen hábitos saludables. Los niños que hacen deporte son mucho menos propensos a consumir drogas, beber alcohol y fumar cuando se hacen adultos.

 

3.  Es un medio integrador que fomenta el trabajo en equipo, el compañerismo, la socialización y el respeto a los demás. De esta manera se logra un mayor autocontrol y los brotes violentos disminuyen (Agresiones, bulling, xenofobia, etc)

 

4.  El deporte enseña a conocer y respetar el propio cuerpo. Se ha demostrado que el índice de embarazos no deseados disminuye en las chicas que hacen deporte.

 

5.  Fomenta la competitividad y prepara al niño a enfrentarse a las victorias y a las derrotas, por tanto al desempeño profesional de la vida de adulto.

 

6.  Eleva la autoestima y el respeto hacia uno mismo, mejorando sustancialmente el estado psicológico del niño.

 

7.  Contribuye no solo al desarrollo físico, sino también mental del individuo mejorando su concentración y su fuerza de voluntad, así como la orientación y capacidad de discernimiento tridimensional y matemático.

 

 

Por tanto, la asignatura de Educación Física, tantas veces considerada una “maría”, es una potentísima herramienta que ayuda a corregir hábitos y genera comportamientos muy positivos a la hora de enfrentarse a muchos de los actuales problemas de la infancia en los países desarrollados.

 

Por algo siempre lo han llamado EDUCACIÓN Física.

 

 

 

 

 
<< Volver
C.C. Thader
Hospital Quiron Murcia
Centro Comercial Nueva Condomina
Escuela de Educación Infantil Nenos