Diferencias entre la vida en ciudad o afueras para un niño

vida en ciudad o campo para nino

Los lugares de asentamiento pueden ser clasificados en urbanos o rurales en dependencia de la densidad poblacional, la industrialización y el ritmo de vida. Cada una de estas áreas tiene elementos positivos que la hacen ideal para la crianza de un niño y otros que podrían afectarla. Saber las características particulares de cada zona es solo el primer paso para elegir el lugar donde criaremos a nuestros niños, elección que no puede ser tomada sin contar con las prioridades que cada padre puede tener.

 

La crianza en la ciudad o en las afueras: pros y contras

Al momento de decidir formar una familia son muchos los aspectos que lo padres toman en cuenta. En muchos de los casos, los padres pueden tomar las decisiones que consideran apropiadas para sus hijos, sin embargo, a veces un cambio de zona de vivienda está fuera del alcance de muchos padres debido, entre otras razones, al trabajo. Es importante saber cuáles son los pros y contras de cada zona a elegir.

Las zonas urbanas presentan una mayor población y, por tanto, se caracterizan por la heterogeneidad de las personas que allí viven lo que es ideal cuando se busca que nuestro hijo aprenda las diferencias que existen en el mundo y cómo pueden convivir. Por otro lado, las zonas rurales, al ser más pequeñas, permiten forjar lazos más cercanos con los vecinos, algo que es muy difícil en las grandes urbes.

Las ciudades son el centro de vida de un país. Crecer acostumbrado a su ritmo agitado es, sin duda, una ventaja para aquellos niños que terminarán viviendo allí. Además, las grandes zonas urbanas presentan los mayores avances tecnológicos, lo que incluye a los centros médicos y educativos, y tienen mejores oportunidades de trabajo.

Las zonas rurales, por su parte, no presentan la contaminación asociada a la enorme industrialización de las ciudades. La vida es más tranquila, relajada, y los espacios abiertos son ideales para que los niños jueguen en íntima relación con la naturaleza.

El lugar que elijas para criar a tu niño es de suma importancia. Piensa en tu propia niñez, en los aspectos que preferirías cambiar y los que no. Tu experiencia personal es la mejor brújula para tomar estas decisiones.

Deja un comentario