Inicio
Introducir texto 
 
 
 
Sector
Actividad
Localidad
 
 
Introduzca su email
 
 
Martes 14 de Septiembre 2010
Las actividades deportivas son esenciales para el crecimiento de nuestros hijos.

            Fuente:José Antonio Liza.           
Profesor de gimnasio y actividades deportivas. 

                                       LA IMPORTANCIA DEL DEPORTE EN LOS NIÑOS

             Es importante que desde pequeños seamos educados en muchas áreas distintas de nuestra vida: la eduación escolar, cultural, histórica, nutricional... y, también, una educación deportiva.

             Los padres deben acompañar a sus hijos e iniciarlos en los diferentes deportes y actividades deportivas, pues esto podrá fortalecerlos física y psicológicamente.

             Sobre este tema hemos hablado con el monitor de gimnasio y actividades deportivas José Antonio Liza.

           Según nos cuenta, el deporte es de suma importancia para nuestros hijos; en primer lugar, a nivel psicológico, el deporte les ayudará a enfrentarse a la competición, a plantearse diferentes metas, los hará más fuerte y les ayudará en algo tan importante como saber trabajar en equipo y comunicarse con sus compañeros. 
 
           A su vez, a el nivel físico, se trata de una cuestión de educación de la salud. El deporte prevendrá contraer todo tipo de enfermedades, pues la salud de nuestro hijo y su condición física será mucho mejor, o a combatir algunas, que cada vez son más frecuentes en los más pequeños, como la obesidad mórbida.

         Ante esto, una de las cuestiones que como padres se nos puede plantear es cuál de las actividades físicas o deportivas son mejores para nuestros hijos.

        Lo más importante, en primer lugar, es que el niño se divierta, que relacione el deporte con ocio y diversión y, así, asistirá con asiduidad y regocijo a esta actividad. Generalmente, los deportes de equipo se acercan más a esta característica. Fútbol, baloncesto, hockey o voleibol son algunos de los deportes de equipo preferidos por los más pequeños. La relación que se crea en el terreno de juego entre compañeros es ideal para que el niño aumente su empatía y sus relaciones sociales. La  competitividad y compenetración de cada entrenamiento o partido hará a tu hijo saber comunicarse, comprender y relacionarse con los demás.

         En general, el deporte individual no fomenta este tipo de destrezas. Si el niño practica ciclismo o atletismo se sentirá más solitario y no se enfentrará al entrenamiento deportivo con la misma satisfacción, pudiendo llegar incluso a aborrecerlo. Por ello, este tipo de deportes será necesario que se realicen también en grupo, en escuelas de tenis o atletismo donde pueda aprender y practicar el ejercicio con otros compañeros.

        Debemos tener en cuenta que al niño no le importará, en un principio, si la actividad es mejor o peor para su salud, pues aún no es capaz de comprender esto; por ello, todo lo relacionado con el deporte deberá ser siempre desde la diversión y el ocio, asegurándonos que nuestro hijo se divierte en el acto deportivo y que no es una obligación o carga para él. Así, se acostumbrará a que el ejercicio es sinónimo de diversión y pasarlo bien, y con los años él mismo pedirá contento practicar algún deporte.

        Si nuestro hijo no presenta ningún problema físico que le exija algún entrenamiento específico o le aparte de este, la frecuencia con la que realice las actividades deportivas sólo dependerá de sus ganas y del tiempo libre con el que cuente, pudiendo llegar incluso a practicarse todos los días.

        Hay que tener en cuenta que el niño está formándose físicamente; su metabolismo cambia, crece. El deporte, le ayudará también en este ámbito. Su constitución física será mejor y el metabolismo cambiará más sano, con niños más fuertes y con una buena salud. Hay que buscar que el deporte que practica se encuentre en el ámbito de ejercicios cardiovasculares, es decir, que conlleve correr, mover todo el cuerpo, presentar destreza con las extremidades...

        En otro aspecto, es destacable que el deportista de élite se forma desde pequeño, pues rara vez un deportista de élite comienza su actividad en la edad adulta; por ello, de esta manera, con la práctica de ejercicio físico abriremos más puertas para nuestro hijo en un futuro. Conoceremos su capacidad y actitudes, y fomentaremos aquello en lo que destaque.

         Es posible que encontremos en nuestro hijos un talento natural para algún deporte y podremos descubrirlo y fomentarlo. Igual que debemos fomentar sus capacidades artísticas como una sensibilidad especial para la pintura o para la música, podremos hacerlo con lo deportivo.

        Pero, ante esto, es necesario andar “con pies de plomo” y tener control y marcar unos límites. Si tan beneficioso es el deporte para nuestros hijos, de igual manera será una carga y completamente desaconsejable si los forzamos ante su descontento a practicar algún tipo de deporte. Debe primar por encima de todo que el niño esté divirtiéndose con el ejercicio físico, que sea para él un juego. Obsesionarlo o persuadirlo para la práctica de un deporte concreto o la desmesura de algún otro sólo conseguirá apartarlo de este.

        Además, si es el propio niño  el que encuentra en el deporte su única diversión, también será importante que los padres lo frenen y le recuerden que hay otras muchas actividades y obligaciones que realizar, como que no descuide sus estudios o que salga a jugar con sus amigos.

        En otro aspecto, no hay ningún deporte que sea más adecuado para niños que para niñas o viceversa. Ambos sexos decidirán qué ejercicio les combiene según sus apetencias y cualidades.

       En definitiva, el deporte será un aliciente idóneo para la eduación de nuestros hijos y para un crecimiento sano, saludable y divertido.

      Ahora que comienza septiembre, unido al curso escolar, encontraremos un gran número de deportes y academias en las que podrán comenzar, o continuar, los más pequeños su tiempo deportivo.

 

 
<< Volver
C.C. Thader
Hospital Quiron Murcia
Centro Comercial Nueva Condomina
Escuela de Educación Infantil Nenos