Inicio
Introducir texto 
 
 
 
Sector
Actividad
Localidad
 
 
Introduzca su email
 
 
Miercoles 2 de Enero 2013
Descubre la importancia de esta actividad para los más pequeños.

Fuente: Alberto Herrero. Profesor de plástica. 

¿A qué nos referimos cuando hablamos de manualidades infantiles?

Las manualidades infantiles son objetos producidos por los niños a partir de sus propias manos. A través de las manualidades el niño estará creando juguetes propios, según su imaginación desee. A la hora de preparar un portalápices, el se sentirá reconfortado al elegir los colores que desea utilizar, el dibujo que pretende hacer...

¿Son importantes las manualidades en el niño?

Muchas veces, consideramos las manualidades como un mero entretenimiento, y está claro que las actividades manuales cumplen una función de diversión, pero además de en este sentido práctico, podemos considerarlas como una actividad muy importante para el niño.

Las manualidades fomentan la creatividad del pequeño, son una manera de comenzar a expresar sus gustos, a sentirse creativo, a jugar con sus posibilidades y a desarrollar en él nuevas cualidades como la percepción motriz fina y gruesa, cortar, dibujar, precisar un cuadro, colorear...

El niño ya es capaz de realizar todo tipo de movimientos con las manos, pero aún le falta destreza.

Para ganar agilidad necesita mucho entrenamiento y experiencia, por eso cualquier actividad que requiera el uso de las manos es muy positiva para él. Las manualidades le sirven para trabajar los distintos movimientos de los dedos y de las muñecas, lo que le será muy útil en el futuro para realizar todo tipo de actividades, incluida la escritura.

Por otro lado, también favorecen su sensibilidad artística. Y eso no es todo: al crear algo con sus propias manos, el pequeño se siente feliz y orgulloso de sí mismo, lo que fortalece su autoestima.

¡Las manualidades deben adaptarse a la edad de cada niño!

Es esencial que te asegures de que la manualidad que vamos a realizar están adaptadas tanto a sus gustos como a las capacidades del pequeño. Las manualidades son un momento de diversión, a parte de que fomente las aptitudes anteriormente destacadas, por lo que es necesario que la complejidad no haga que el niño pueda aburrirse. Es preferible siempre la sencillez. Desde pequeños, las simples técnicas elementales como pegar, recortar, jugar con plastilina o colorear serán suficientes para que el niño se divierta, y en lo demás podremos ser los padres los que lo ayudemos.

Para que las actividades transcurran sin ninguna dificultad, es esencial que compres al niño materiales específicos para su edad: tijeras romas, pinturas atóxicas, pegamento de uso escolar, espátulas de plástico...

Adviértele además de que debe tener cuidado, que no se lleve utensilios a la boca o que no se chupe las manos mientras está creando la manualidad.

¿Desde que edad podemos comenzar a realizar manualidades?

Desde bien pequeños. Ya en la guardería empiezan a realizarse algunas pequeñas actividades, y dentro del cole estará muy acostumbrados. Al principio puedes realizar con tu hijo cosas tan simples como pintar con las manos o con ceras gordas. Es simplemente una manera de que el niño se familiarice con colores, formas, mezclas, y comienza a expresarse creativamente.

Una buena actividad para el pequeño de unos tres años es dibujar diferentes formas como un cuadrado, círculo, rombo o triángulo en un papel. Mientras le explicas cada forma el niño podrá escoger el color que más le guste para cada una de ella. Como podemos comprobar, el valor didáctico y de diversión se unen perfectamente en las manualidades.

¿Qué elementos podemos utilizar para las manualidades infantiles?

Son muy diversos, como:

    • Cartón

    • Plástico

    • Madera

    • Hilos

    • Trozos de juguetes rotos

    • Colores

    • Todo aquello que pueda ser apto para el niño y que desarrolle su imaginación


Únete a tu hijo a través de las manualidades

Además de todos los elementos anteriormente explicados, no se nos puede olvidar algo esencial. Las manualidades que realizamos en casa con nuestros hijos son una tarea y un momento idóneo para compartir más actividades con el pequeño, que el padre y la madre se sienta más unido a él, conocer más sobre sus aptitudes, gusto... y, en definitiva, pasar un buen rato juntos, de diversión, ajenos a la rutina de la semana, mejorando sus cualidades psicomotrices y afectivas.

Así que un consejo es que os pongáis a hacer juntos una manualidad. Deja que él sea el que elija casi todo, colores, formas, materiales... y tú le ayudas a que salga todo bien, pero siempre dejándole claro que él es quien lo hace y tú la ayuda.

En ningún caso nos podemos enfadar si lo hace mal o criticar su obra. Aunque no haya quedado tan bonita, halágala y exponla, por ejemplo, en casa. Así se sentirá orgulloso de su trabajo, y en otras ocasiones podrás ayudarlo a mejorar.

En definitiva, las manualidades consiguen en el pequeño:

    • Estimular su imaginación, desarrollar su creatividad y abrir en él un mundo de posibilidades donde crear: Aumenta su sensibilidad artística.

    • Ejercitar y enseñarle a controlar su destreza manual y de coordinación.

    • Aumentar su capacidad de concentración, de trabajo, de precisión y de atención.

    • Mejoran su autoestima, al sentirse reconfortados al ver cómo trabajando, de manera fácil y divertida, puede crear bonitas manualidades.

    • Aprenden además a divertirse consigo mismo, por lo que crearemos niños más autodependientes.

    • Fomentan el respeto por las demás creaciones. Al hacer manualidades, para que el trabajo salga bien, necesitas aceptar la ayuda de padres, madres o hermanos. Es además, un trabajo en equipo, y esto también se le enseñará al pequeño.

    • Unir más los lazos familiares y afectivos.

 
<< Volver
C.C. Thader
Hospital Quiron Murcia
Centro Comercial Nueva Condomina
Escuela de Educación Infantil Nenos