Inicio
Introducir texto 
 
 
 
Sector
Actividad
Localidad
 
 
Introduzca su email
 
 
Martes 9 de Diciembre 2008
“La identidad no se descubre, debe construirse y se hace desde uno mismo, pero con y gracias a los demás. La genética nos predispone, pero solo la educación y el cultivo pueden hacer que dispongamos de determinadas actitudes”.

                                   Carmen Romero Escobar

                             Maestra de Educación Infantil

 

 

LA AGRESIVIDAD DENTRO Y FUERA DEL AULA  EN LA EDUCACIÓN INFANTIL (0 A 6 AÑOS)

 

 

“La identidad no se descubre, debe construirse y se hace desde uno mismo, pero con y gracias a los demás. La genética nos predispone, pero solo la educación y el cultivo pueden hacer que dispongamos de determinadas actitudes”.

 

Es frecuente que entre los grupos de niños/as aparezcan disputas, pero es necesario indicar que muchos de estos actos agresivos no van dirigidos a la persona como tal, con el propósito de dañarla, molestarla u ofenderla, sino que se realizan con la intención de obtener, mantener o defender un objeto o actividad deseable.

 

Hay que ver el conflicto como una característica de la infancia necesaria para regular su propia conducta y la vida en sociedad, con esto, no quiero decir que hay que dejar al niño que haga lo que quiera, sino que es preciso conocer que cada edad tiene su propio carácter.

 

Los procesos de descubrimiento, aceptación y vinculación sobre los otros se inician una vez pasado el primer año de vida. La familia es el primer eslabón del desarrollo social, seguido por la primera escolarización del menor donde reproducirá los aprendizajes del seno familiar. Es en la familia donde el niño/a recibe una serie de influencias decisivas que van a depender de las relaciones intrafamiliares ( actitudes, expectativas, clima afectivo, valores, práctica educativa …). Resaltar que igual de perjudicial resulta una práctica educativa en la familia demasiado autoritaria, como demasiado permisiva. El niño se siente seguro cuando se encuentra en un ambiente con normas bien establecidas, respetadas por todos, y en un ambiente de buenas relaciones personales.

 

La educación no es solo la transmisión de conocimientos, la auténtica finalidad tanto de padres como de educadores/as o maestros/as es tratar el pensamiento, es decir, comprensión, razonamiento, resolución de problemas, aprendizaje…, conocimiento conectado al desarrollo cognitivo, relacional y a los sentimientos y afectos.

 

La educación debe contribuir para preparar al niño/a para ser un buen ciudadano y desarrollar su dignidad. Nunca es demasiado pronto para aprender, desde que nacemos aprendemos a través del contacto con las personas que nos rodean.

 

Que se debe hacer para evitar conductas agresivas en los niños

·       Sustituir competencia por cooperación.

·       El diálogo potencia y permite una verdadera interrelación.

·       Respeto mutuo y a los demás.

·       Crear un ambiente favorecedor para satisfacer las necesidades del niño/a en su relación con los demás.

·       Elogiar y resaltar positivamente las buenas acciones aportadas por el niño/a, por mínimas que sean.

·       Intercambiar información entre padres y maestros y favorecer la acción conjunta, ya que ambos son modelos y tienen una indudable importancia en el desarrollo del niño y en la transmisión de valores.

·       Desarrollar la autonomía personal, dar protagonismo al niño.

·       Crear normas en las que todos participen y afecten a todos por igual.

·       Actuar desde el cariño, el afecto y la estimulación, mostrando modelos en el lenguaje y hábitos básicos.

·       Conocer los intereses del niño (actividades, juegos, cuentos, …)

·       Crear espacios seguros y acogedores, y compartir con ellos parte de su tiempo de ocio. Participar en actividades y juegos con el niño/a

·       Convertir en juego cualquier tarea o actividad, evitar la imposición.

·       Hablar con el niño de forma clara, correcta y sencilla.

·       Colaboración en la resolución de conflictos, tratar de encontrar un acuerdo común.

·       La actitud en la aplicación de las normas es fundamental. Hay que mostrar una actitud serena pero seria, es decir, hacer notar nuestro enfado ante una conducta no deseable. Esta actitud no tiene porque ser duradera, sino que en el momento en el que el niño abandona su conducta antisocial o negativa, recuperaremos la normalidad y además alabaremos o felicitaremos el cambio en su actitud.

 

Que no se debe hacer para evitar conductas agresivas en los niños

 

·       Evitar las falsas amenazas, y controlar que el “no”, va a ser siempre “no”, aunque en ocasiones sea la opción más complicada y exija más tiempo y dedicación. Solo así pondremos freno a una conducta no deseada, dar tiempo al tiempo. Nadie ha dicho aún que la tarea de educar fuese fácil.

·       “Haz lo que te digo, no lo que hago”, es un modelo de hipocresía. Tanto padres como maestros somos modelos de actuación y actitud. En esta etapa a través de los procesos de imitación e identificación empiezan a aprender habilidades y comportamientos.

·       Lo que en un principio puede resultar “gracioso” en un determinado contexto, puede convertirse en un comportamiento antisocial no deseable. Asumir una norma es respetarla y respetarla siempre, si algo no está bien, no estará bien nunca en ninguna situación.

·       No dar al niño nada que pida gritando, pataleando o llorando pues no haremos otra cosa que reforzar esta actitud, repitiéndose  cada vez que el niño desee algo.

·       Nunca es demasiado pronto para enseñar buenas conductas y hábitos en los niños. Si no se consolida una conducta es más fácil corregirla.

·       Evitar contradicciones en las normas, es decir, unos las cumplen y otros no, a veces se les regaña y otras no, no todos regañan ante las mismas conductas…

 

Los niños de 0 a 6 años se encuentran en una edad de trascendental importancia para el desarrollo y el establecimiento de un sólido fundamento sobre el que habrán de construirse las adquisiciones posteriores.

 

 

 

 

 
<< Volver
C.C. Thader
Hospital Quiron Murcia
Centro Comercial Nueva Condomina
Escuela de Educación Infantil Nenos